viernes, 12 de junio de 2015

Las gemelas

Hola! Bueno, este es el relato que "inaugura" esta nueva sección, donde voy a subir relatos, historias, generalmente escritas por mí (No se cuando volveré a publicar... no soy de... gran inspiración ni tan habitual para escribir), pero, por ejemplo, este, suba algunos que no son hechos por mi. 
Este no es totalmente de mi autoría, sólo parcialmente. Tuve que buscar un relato de suspenso para literatura, y encontré Las Gemelas, desde ESTE post, y quise modificarlo un poco. 
Decidí subirlo porque me gustó como quedó, y... no sé, quiero saber su opinión.
Esta historia esta basada e inspirada en una serie de fotos que tomó la fotógrafa francesa Julie De Waroquier. La busqué, y entré a su pagina web, donde se muestran más de sus obras... y me gustaron mucho, son muy hermosas, y les dejo ACA el link a su web para que puedan pasasrse si les interesa.
Como ya dije, NO ES DE MI AUTORÍA, y nada, espero que les guste.
.....................................................................................................................................

Las Gemelas

Tatiana y Ludmila son lituanas, gemelas y pelirrojas. En Vilnius, la capital de su país, todos las conocen. Desde el primer instante en el que fueron engendradas, están juntas. Pero no es el amor mutuo lo que las une... 
La primera vez que las pusieron en cunas separadas empezaron a llorar a pleno pulmón. El estruendo fue tal que los vecinos se quejaron. Los padres dejaron que las recién nacidas se abrazaran por esa noche.


No imaginaban que Tatiana y Ludmila seguirían haciéndolo hasta hoy. Y tampoco imaginaban el gran lazo que tenían.

De pequeñas, jugaban siempre solas. Muchos trataron de presentarles a otros niños. Las maestras, los vecinos, los compañeros de clase. No sirvió de nada.
Ellas estaban siempre susurrando secretos entre sí, hablaban de lugares mágicos a los que nadie, excepto ellas, podía acceder. Cuevas, árboles, armarios.

No se lo habían dicho a nadie, pero una de las razones que las mantenían unidas, era que se protegían mutuamente de los temores que las perseguían, las sombras de las que escapaban.







Todos pensaban que al llegar la adolescencia, las jóvenes querrían diferenciarse entre ellas.
Pero la unión entre las hermanas se hacía cada vez más fuerte, y la preocupación de sus familiares aumentó.
“Hijas, ¿por qué no se ponen guapas y salen a pasear? Seguro que hay chicos que quieren conocerlas”, les dijo un día su madre.
“Sólo somos bellas mirándonos la una a la otra. Somos nuestro espejito”, contestó Tatiana.
¿Eran tan presumidas como para olvidar su propia individualidad?

Las gemelas habían enloquecido. 


Un día, las hermanas despertaron, e inmediatamente sintieron una fuerte presión en sus brazos... de tanto estar juntas, de tanto abrazarse... sus muñecas estaban unidas. 
Su madre lo comprendió el día en que encargaron la confección de un vestido en el que cupieran juntas.
“Mira, mamá, ¿qué hay más bello que dos gotas de agua?”, rió Tatiana.
“¿Es que no lo ves, Tatiana? ¿Es que no te ves? ¡Estás sola! ¡Siempre lo has estado!“, lloró la madre.

Por primera vez en su vida la joven sintió que su hermana no estaba a su lado, que nadie llenaba la otra manga del vestido blanco: “Ludmila, ¿dónde estás?”. Tatiana se quitó el vestido y deambuló desnuda por  la casa, buscando a su hermana.
Se sentía mareada, no oía a su madre, a nadie. Corría desesperada, y miles de imágenes pasaban por su mente. Las voces, los rostros. Por un momento pensó que esos monstruos, esas viles imágenes oscuras la podrían haber atrapado...De pronto, vio un papel que brillaba en la mesa del salón.
“Tatiana Brazauskas. Trastorno agudo del espectro autista y esquizofrenia paranoide”.

Había algo escrito a mano: “Cree que tiene una hermana gemela desde que nació”
Se desplomó instantaneamente, y pronto lágrimas comenzaron a recorrer su rostro. Lo último, la última imagen que vio Tatiana... su brazo colgando inerte, las cortadas en su muñeca... y la jeringa de la inyección fatal sobre la mesa de noche del hospital psiquiátrico.





Anónimo.


Relato basado en las fotografías de Julie de Waroquier.

2 comentarios:

  1. Desgarradora la historia de Tatiana... aunque me ha encantado, realmente te mete en la historia y te engancha el saber qué las pasa a ambas gemelas. No ves llegar el sorprendente final. Muy muy bueno.

    ResponderEliminar

♥ Este blog puede crecer gracias a tus comentarios! ♥ Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer ^^ ♥ Deja tu comentario! ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...